Julio

¿Dónde está el amor del que tanto hablan?

Un espacio que permanece vacío era lo que indicaba María Esther, una niña de 10 años de edad que justificaba cada comportamiento con la falta de amor que no sentía por parte de sus padres, padres que estaban enfocados en darle todo lo necesario físicamente, pero no lo necesario emocional.

Explican algunos psicólogos que es importante mantener lleno ese espacio que guardamos para el amor.

Amor es una palabra muy importante, pero también muy confusa, porque representa un papel en nuestras vidas y no es un simple papel, es el protagonista de cada situación. El ser humano necesita sentirse amado, permite las motivaciones del día a día, sin ello las situaciones se vuelven inmersas.

Algo que también debemos estar claros es que la palabra amor la usamos para todo, amamos la cosas, los animales, amamos el campo, amamos a nuestros seres y definitivamente amamos al amor, porque todos queremos amar y ser amados.

María Esther, es hija de una pareja recién divorciada, cada uno con una nueva pareja disfrutando el enamoramiento, se han olvidado que esta niña no solo necesita atención porque debe vestir bonita, estudiar en la mejor escuela, tener todo lo necesario para vivir bien. Ella necesita atenciones que motiven y llenen su existir, ese espacio llenarlo de amor de padres, con una crianza responsable para tener una salud emocional adecuada.

El tiempo transcurría y esta pequeña joven se convertía en una señorita, la cual sus padres solo la veían crecer sin preguntarle cómo se sentía. María Esther estaba encerrada en una burbuja de emociones encontradas, amores confusos y pensó que ese espacio que sentía vacío lo podía llenar de amor con Juan, un novio que tuvo a sus 14 años, ella se sentía muy halagada, contenta con todas las atenciones, él siendo mayor que ella con algo de experiencia la condujo a tener relaciones sexuales, las cuales ella no pretendía tener, esto la llevó a pensar muchas cosas, eso no era lo que buscaba realmente, porque enamorarse es por un tiempo, pero el amor propio es el que nos permite mantenernos y lo necesitamos mientras estamos vivos.

Y aunque entendemos que el confinamiento solitario es devastador, la pareja esta diseñada para cumplir con la necesidad de intimidad y amor, esto no significa que no podamos amarnos primero, porque es fundamental para nuestra naturaleza.

María Esther analizaba todo su comportamiento, empezó a buscar apoyo y tomó la decisión de un día reunir a sus padres para contarle la situación que la llevaba a la sentirse vacía sin amor. Sus padres entraron en desesperación, pues jamás imaginaron llegar a estas circunstancias, cambiaron su comportamiento y empezaron a organizar espacios para compartir entre madre e hija, padre e hija y en otras ocasiones compartir los tres, sabiendo que ya estaban viviendo con sus nuevas parejas, los cuales fueron lo suficientemente maduras para apoyar sin duda a esa adolescente en la que se convertía buscando amor propio.

No todas las personas que sienten este vacío pueden vivir lo mismo, seguro pueden existir situaciones, menos complicadas, pero con esa carencia, otras como María Esther y de seguro otras personas que jamás en la vida encuentran el amor propio ni llenarán ese espacio con amor de otras personas.

normayerina

Analiza tu situación antes de entrar a esa eufórica experiencia de enamorarte. ¿Te amas?

Publicado el 5 de julio

Comentarios

5 septiembre 2020 a las 5:53 AM

Hi everyone, it’s my first pay a visit at this web site, and piece of writing is really fruitful in favor of me, keep
up posting these articles or reviews.



5 septiembre 2020 a las 4:16 AM

Hi, Neat post. There’s a problem with your web site in web explorer, would check this?
IE nonetheless is the market leader and a large component to folks will pass over your excellent writing because of
this problem.



4 septiembre 2020 a las 10:22 PM

What a material of un-ambiguity and preserveness
of valuable know-how concerning unexpected emotions.



Arly
4 agosto 2020 a las 11:26 PM

Hoy me decía una amiga es q quiero trabajar para pagar las deudas de mi mamá y las necesidades de mis sobrinos
y le digo yo… y cuando te dedicaras a ti? Si tú no trabajas para lograr tus metas, nadie las logrará por ti!

Muy buen escrito, felicidades!



    5 agosto 2020 a las 12:35 PM

    Interesante comentario, ahí vemos 2 temas, su madre la crió para ser una persona con calidez humana, preocupada por todos, de algún modo es valioso, en cuanto al segundo punto que comparto contigo es que ella debe pensar en si misma, dejar que sus hermanos velen por la responsabilidad para con sus sobrinos, para que ella pueda ver por sus metas a corto y largo plazo



Adriana
27 julio 2020 a las 12:15 PM

Excelente mensaje sobre todo para nosotras las mujeres que somos las mas vulnerables a la hora tomar desiciones, siempre ponemos en tela de duda si estamos en lo correcto… El que te juzga no a caminado en tus zapatos, la desicion es muy propia y lo propio es ser feliz ❤️



26 julio 2020 a las 8:52 PM

El respeto de uno mismo lo usa para los demás pero qué pasa cuando te preguntan o te piden opinión y sabes que la respuesta no les gustará, yo prefiero decir la verdad porque te quiero a mentirte porque no quiero herirte.



Adriana
22 julio 2020 a las 11:24 AM

Hermosa historia, los niños son angelitos que llegan a nuestras vidas para mostrar el lado tierno del ser humano 😘



Tatis G.
22 julio 2020 a las 11:14 AM

Los ninos son tan especiales y he aprendido q ellos no siguen consejos sino ejemplos😊😊. Me encanto este tema tenemos que ser mas altruistas y menos egoistas.



22 julio 2020 a las 11:12 AM

Eso es lo más importante dar sin recibir pero nosotros los humanos ya estamos diseñados para eso, que haces algo y crees que puedes pedir devuelta , igual con el amor, todos tenemos diferentes maneras de verlo, así seas un niño de 6 años



13 julio 2020 a las 7:04 AM

Bueno tengo que aceptar que dentro de todo soy feliz, pero cuando tengo que pelear lo hago y con mucho ahínco, en ese momento me alejo de la felicidad, Solo ese momentito no soy feliz, pero bueno, la vida no sería la vida si no tuvieras tropiezos, peleas, felicidad, amor, en mi mente es como tener un poco de todo y equilibrar todo.



Ale
5 julio 2020 a las 2:38 PM

Excelente mensaje amarte a ti mismo, antes de amar a alguien más. Me quedo con el tema de que muchos padres en la actualidad piensan que darle solo la protección económica es suficiente para los hijos. Como padres es importante que sean esa guía, ese afecto y sobre todo educación en cuanto a los sentimientos, muchas veces por falta de comunicación los hijos tienden a llamar la atención de maneras que son un tanto nocivas y pueden acarrear problemas en el entorno familiar.



Yanelis
5 julio 2020 a las 11:31 AM

Interesante este panorama, se asemeja mucho a la realidad y es que pienso que la mayoría de las personas (me incluyo) hemos tenido una situación igual o hasta peor que la de María, lo importante es que nunca es tarde para detenernos a analizar realizar un cambio desde adentro y amarnos a nosotros mismos sin límites para poder amar a los demás.
Y es aquí donde me pregunto ¿que pasa con aquellas personas que viven complaciendo y colocando como Prioridad los intereses de terceras personas? Obviando la importancia de tener este amor propio, obviando lo importante que es sentirte cómodo contigo mismo, obviando lo importante que es respetarnos como individuo, obviando sus sentimiento, obviando sus deseos metas y hasta prioridades…
¿Se sentirán amado?.



5 julio 2020 a las 10:51 AM

Yo era de los que no me amaba antes, porque solo pensaba en ellas antes que a mi, aprendí que no es un tema de egoísta, sino que tenia que amarme yo para poder entender a los demás y que mi vida no giraba solo en otra persona.



    12 julio 2020 a las 8:47 AM

    Es muy correcto Anel, no solo es pensar en los demás, es por ello para entender a los demás es importante conocerse a uno mismo, quererse, cuidarse y respetarse. Gracias por tus comentarios, un abrazo.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *